viernes, julio 13, 2007

EL LEÓN Y EL PERRO de LEÓN TOLSTOI



En un jardín zoológico de Londres, se mostraban las fieras al público a cambio de dinero o de perros y gatos que servían para alimentarlas.

Una persona que deseaba verlas, y no poseía dinero para pagar la entrada, cogió al primer perro callejero que encontró y lo llevó a la Casa de Fieras. Le dejaron pasar e inmediatamente echaron al perro a la jaula del león para que éste se lo comiera. El perro asustado se quedó en un rincón de la jaula, observando al león, que se acercó para olfatearlo.

El perro se puso patas arriba y empezó a menear la cola.

El león le tocó ligeramente con la pata y el perro se levantó, sentándose sobre sus patas traseras.

El león iba examinándolo por todas partes, moviendo su enorme cabeza pero sin hacerle el menor daño. Al ver que el león no comía al perro, el guardián de la jaula le echó un pedazo de carne. El león cogió un trozo y se lo dio al perro.

Al llegar la noche, el león se echó en el suelo para dormir y el perro se acomodó a su lado, colocando la cabeza sobre la pata de la fiera.

A partir de entonces, los dos animales convivieron en la misma jaula. El león no hacía ningún daño al perro, dormía a su lado y a veces incluso jugaba con él.

Cierto día, un señor visitó el zoológico y reconoció al perro que se había extraviado. Fue a pedir al director que se lo devolviera, y cuando iban a sacarlo de la jaula el león se enfureció y no hubo forma de conseguirlo.

Así, el león y el perro siguieron viviendo en la misma jaula durante una año entero.

Al cabo de un año, el perro se puso enfermo y murió.

El león dejó de comer, se puso triste y olfateaba al perro, lamiéndolo y acariciándolo con la pata.

Al comprender que su amigo había muerto, se enfureció, empezó a rugir y a mover la cola con rabia, tirándose contra los barrotes de la jaula, como queriendo destrozarla.

Así pasó todo el día. Luego se echó al lado del perrito y permaneció quieto, pero no permitió que nadie se llevara de la jaula el cuerpo sin vida de su amigo.

El guardían creyó que el león olvidaría al perro si metía a otro en la jaula, y así lo hizo, pero, ante su asombro, vio cómo lo mataba en el acto, devorándolo.

Luego, se echó nuevamente, abrazando al perro muerto y permaneció así durante cinco días. Al sexto día, el león también murió.

16 comentarios:

guijarro dijo...

me encantó la historia. Es un cuento de Tolstoi?

Lo unico que faltaba es que le dijeran al rey si podia tener un cadaver en su celda.

enrique bernales dijo...

Si se trata de un cuento de Tolstoi. Es mi cuento favorito de la infancia. Particularmente porque trata de lo que significa la amistad y llevarla hasta sus ultimas consecuencias, en tiempos comolos que vivimos, la lealtad es una joya muy preciosa y poco hallable
saludos

Anónimo dijo...

ke lindo cuento lo lei en un libro cuando estaba en primaria hace 16 años actualmente tengo 26 años soy de nacionalidad peruana siempre buskee ese libro y no lo encontre al parecer mis padres habian botado akel libro viejoo pero ay algo ke no se poodra perder en mi es el valorr ke enseña esta obra de lealtad y a mistadd es una obra muy hermosaa mis respetos para el autor atte. carlos nestor lopez diaz...

enrique bernales dijo...

yo lo tenia en una de esas ediciones rusas que abundaban en lima en los ochenta, pero igualmente siempre quedo en mi el valioso mensaje de esa historia, la amistad no se cambia por nada,
saludos

Israel dijo...

Es tambien un cuento que a quedado grabado en mi mente desde que lo lei, hace unos 24 años. Lo tenia en un libro titulado Cuentos Peruanos - Cuentos Universales, pero no recuerdo la editorial.

ale dijo...

k bonito cuento es de amistad y de tristeza a mi me gusto mucho hasta llore bueno bye me voy ok

Victor dijo...

Este cuento me le regalo mi profesora del nido. Es uno de los primeros cuentos que lei de ninho. Precioso. Se lo acabo de leer a mis hijos. Victorio :)

Sistemaniaco dijo...

Andaba buscando esto por varios lados, los libros de tolstoi ya no se encuentran facilmente.
ciertamente todos sus cuentos son muy educativos.

Sistemaniaco dijo...

Andaba buscando el cuento por todos lados, ultimamente no se pueden encontrar libros de tolstoi (ni de su época) por ningun lado, y sus cuentos vale la pena escucharlos (o leerlos)

Verónica dijo...

No sé cómo llegué a esta página...el texto dirigido a los locos me tocó...pero te escribo por el cuento de Tolstoi...es precioso, si podemos decir que en lo triste existe lo hermoso.
Felicitaciones, guardaré tu página para ver con qué otra cosa sales jajaj
Precioso

gatita03lili dijo...

me encanta este cuento apesar de solo tener 13 años!!!!!!!!
lo lei a los 10

gatita03lili dijo...

amo el cuento desde los 10 años y solo tengo 13
pero es muy bonito en realidad!
ADORO A TOLSTOI!!!!!!!!

teo gonzalez dijo...

me encanto ese cuento, facinante y vaya que si ni leo nada jeje!! pero este cuento me encanto.
Yo creo que apartir de hoy empesare a buscar mas cuentos de este cuentista tan bueno, :D

Anónimo dijo...

MIENTRAS ALGO NOS RECUERDE A ALGUNA COSA QUE AMAMOS DE VERDAD .... NO LO PODREMOS DEJAR.... ASI SEA UN CADAVER!!!

Anónimo dijo...

me encanto este cuento unque el final no sea tan feliz que digamos nos deja una enseñansa

Anónimo dijo...

me encanto este cuento unque el final no sea tan feliz que digamos nos deja una enseñansa